Jonah Lomu, el huracán maorí que revolucionó el rugby.

Jonah Lomu luciendo el uniforme de Nueva Zelanda

Nueva Zelanda siempre ha sido una potencia en el rugby. Al éxito de los All Blacks, como se conoce a la selección neozelandesa por el color de su uniforme, han contribuido siempre los miembros de la tribu maorí, nativa del país. Es por eso que antes de cualquier partido de rugby, el equipo de Nueva Zelanda ejecuta la danza guerrera ritual maorí conocida como hakka. Hoy la hakka es un auténtico espectáculo en el que destacan los gestos de los jugadores mientras la ejecutan, pero no siempre fue así. En los dos siguientes vídeos se puede observar la diferencia entre una hakka que pone los pelos de punta y otra que resulta completamente ridícula.



Aunque Nueva Zelanda siempre ha sido una potencia en rugby, sus mejores años llegaron cuando en 1994 debutó en los All Blacks un chico de 19 años, el hombre más joven en participar en la selección de Nueva Zelanda: Jonah Lomu. De origen maorí, Lomu era una auténtica fuerza de la naturaleza. Su potencia y velocidad hacían de él un jugador incomparable, tanto en ataque como en defensa. En ataque era capaz de mantenerse en pie y seguir corriendo sin que sus rivales pudiesen derribarle; en defensa sus placajes a los jugadores contrarios eran brutales. Ningún jugador me ha hecho disfrutar del rugby como Jonah Lomu.

Su primera gran experiencia internacional se produjo en el Mundial de Sudáfrica de 1995. Tras un impresionante torneo los All Black perdieron la final frente a los Springbocks sudafricanos. La película Invictus, con un gran Morgan Freeman dando vida a Nelson Mandela, cuenta la historia de este campeonato.

En 1996 se celebró por primera vez el torneo de rugby Tres Naciones, que trataba de reproducir el Cinco Naciones europeo, enfrentando a las tres grandes potencias del hemosferio Sur, Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica. Los All Blacks liderados por Lomu se proclamaron campeones del torneo.

En el Mundial de rugby de 1999, en Gales, Lomu tuvo una gran actuación pero Nueva Zelanda sufrió una enorme decepción al perder en semifinales contra Francia. En 2001 ayudó a su selección a adjudicarse el título mundial en la modalidad conocida como Rugby a siete.

En 2002 se le diagnosticó un síndrome nefrótico que puso fin a su carrera, pese a un intento de volver a jugar. En ese momento se estaba especulando con la posibilidad de que Lomu fichara por un equipo de la NFL. El rugby y el fútbol americano son dos deportes completamente diferentes, pese a lo que pueda parecer por el balón y los palos. Las exigencias físicas de un deporte y otro son muy distintas, pero si hubo alguna vez un jugador de rugby que podía haber triunfado en la NFL (quitando a los pateadores), ese jugador era Jonah Lomu. Discutí ese tema en su día en un foro de aficionados al fútbol americano y casi todos coincidimos en que podía haber sido un gran running-back. Desgraciadamente, su enfermedad nos privó de saber la respuesta. 

La selección de su país le rindió homenaje en este vídeo que empieza con unas palabras del propio Lomu sobre su enfermedad y que contiene un resumen de sus mejores jugadas. En él se puede comprobar el espectáculo inolvidable de Jonah Lomu jugando al rugby.




Comentarios

  1. Sin lugar a dudas uno de los mejores jugadores de todos los tiempos. Respecto al Haka, esta es la traducción de la nueva versión:

    https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=848bU_a0mqk

    aunque a mi personalmente me gustaba más la vieja:

    https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=6g3QbH_i2VU
    Traducida
    https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=83GpTllfpkU

    Aunque para pasar miedo, nada como verles jugar contra otrasw selecciones polinesias, como Tonga
    https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=X0W7YdKYPl0
    Fidji
    https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=xj4wmC3higw
    o a los pequeños con Samoa
    https://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=cUP3v1xgObQ

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Jugaban los sajones al fútbol con cabezas de daneses decapitados?

Nuevo libro de Daniel Fernández de Lis: De Covadonga a Tamarón

The King: anotaciones históricas (I)