"KEEP CALM AND CARRY ON" la curiosa historia del famoso cartel



Supongo que casi todos estamos familiarizados con el cartel que, bajo el dibujo de la corona británica, reza "KEEP CALM AND CARRY ON", así como con las innumerables variaciones más o menos ingeniosas del mismo que en los últimos tiempos circulan por todos lados. Lo que quizás resulta menos conocido es cuándo y porqué se creó dicho cartel y cuándo y porqué alcanzó la fama que ahora ostenta.

Para responder a la primera pregunta tenemos que situarnos en el mes de septiembre de 1939, es decir en el inicio de la Segunda Guerra Mundial. Como parte de la propaganda de guerra destinada a elevar la moral de la población y a demostrar a loa alemanes que el pueblo inglés no estaba dispuesto a rendirse, el gobierno británico creó dos carteles que venían a decir: "YOUR COURAGE, YOUR CHEERFULNESS, YOUR RESOLUTION WILL BRING US VICTORY ("VUESTRA VALENTÍA,  VUESTRA ALEGRIA, VUESTRA RESOLUCION, NOS LLEVARAN A LA VICTORIA) y "FREEDOM IS IN PERIL, DEFEND IT WITH ALL YOUR MIGHT" ("LA LIBERTAD ESTA EN PELIGRO, DEFIENDELA CON TODAS TUS FUERZAS"). Millones de ejemplares de dichos carteles se imprimieron y se colgaron en estaciones de tren, edificios públicos y paradas de autobús a lo largo y ancho de Gran Bretaña.

Además, para el supuesto de que se produjese una invasión alemana de las Islas Británicas, se creó un tercer cartel con la leyenda "KEEP CALM AND CARRY ON" ("MANTENGA LA CALMA Y SIGA ADELANTE"). Sin embargo, la invasión de las islas nunca se llegó a producir y los dos millones y medio de ejemplares del cartel que se habían llegado a imprimir nunca salieron a la luz pública y quedaron abandonados en cajas en el Ministerio de la Guerra. 

Esto nos lleva a la segunda de las preguntas que planteábamos más arriba, cuándo y porqué este olvidado cartel de propaganda bélica alcanzó su popularidad. Para ello tenemos que trasladarnos al pequeño pueblo de Alnwick, en Northumberland. Allí, el matrimonio compuesto por Stuart y Mary Manley habían acometido el ambicioso proyecto de convertir una antigua estación de tren de la época victoriana en una coqueta y preciosa librería. Un día, allá por el año 2.000, Stuart abrió unas cajas antiguas procedentes de una subasta y se encontró con que estaba llena de carteles con nuestra leyenda "KEEP CALM AND CARRY ON". Decidieron ponerlos a la venta en su librería y poco a poco el cartel fue ganando fama, vendiéndose en tiendas turísticas de toda Inglaterra y llegó a convertirse en el icono reproducido y parodiado hasta la saciedad que hoy conocemos.

Normalmente termino mis artículos recomendando los libros, series o películas que narran las historias que cuento. La de hoy la conocí a través de un bonito video en el que destacan las imágenes de la espectacular librería de Alnwick. Este es el enlace para ver dicho video: Keep Calm and Carry On

Por cierto, en la misma ciudad de Alnwick se encuentra el castillo que sirvió de base para el Howgarts de Harry Potter.


Sígueme en twitter @FdezLisDaniel

Comentarios

  1. A mi también me llamó mucho la atención. Sobre todo porque es un cartel que nos ha invadido y jamás se me había ocurrido preguntarle el lugar del que había salido la idea. Supongo que, de algún modo me había hecho la idea de que sería algún tipo de multinacional publicitaria. Sinceramente, me alegra que no haya sido así.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, se agradece que lo descubrieran los dueños de una librería con mucho encanto. Dan ganas de visitarla

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Jugaban los sajones al fútbol con cabezas de daneses decapitados?

Nuevo libro de Daniel Fernández de Lis: De Covadonga a Tamarón

The King: anotaciones históricas (I)